Usted está en: Listado de Noticias

La atención primaria en el SNS es buena o muy buena para la mayoría de los españoles

Domingo, 14 de Febrero de 2010

El 84% de los ciudadanos españoles califica cómo buena o muy buena la calidad de los servicios que reciben de la atención primaria

10 de febrero de 2010. El 84% de los ciudadanos españoles califica cómo buena o muy buena la calidad de los servicios que reciben de la atención primaria del Sistema Nacional de Salud (SNS) y sólo un 2,5% la considera mala o muy mala. Ésta es una de las principales conclusiones del primer informe de evaluación del Marco estratégico para la mejora de la Atención Primaria en el siglo XXI (Proyecto AP-21).
 
Esta estrategia fue aprobada por el Pleno del Consejo Interterritorial del SNS en 2006 con un horizonte de seis años (2007-2012) para establecer las bases necesarias que permitan el mantenimiento de una atención primaria de calidad, accesible a todos de manera equitativa, apoyada en los profesionales y orientada al ciudadano.
 
Para el desarrollo del Proyecto AP-21 el Ministerio de Sanidad y Política Social cuenta con la colaboración activa de las comunidades autónomas, las sociedades científicas (más de 90 expertos) y las asociaciones de pacientes. En concreto, el proyecto recoge 44 líneas de actuación en torno a dos ejes: el ciudadano y el profesional. Estas líneas de actuación se centran, a su vez, en tres objetivos clave: calidad, eficacia y continuidad asistencial.
 
Este informe preliminar, que será definitivo con la incorporación de algunas precisiones de las comunidades autónomas, ha tenido como objeto fundamental conocer el actual estado de situación de la atención primaria principalmente a partir de la percepción de los ciudadanos, la actividad y calidad del proceso de atención y la contribución de la atención primaria a los resultados de salud.
 
PRINCIPALES CONCLUSIONES
 
Además de la mayoritaria opinión positiva de los ciudadanos sobre la calidad de la atención primaria, el informe destaca también otras conclusiones:        
 

  • La utilización global de los servicios muestra que cada ciudadano efectúa, como promedio, 5,6 visitas al año a su médico de atención primaria (médico de familia y pediatra). 
  • Las actividades preventivas llevadas a cabo para evitar la aparición de enfermedades prevenibles mediante la vacunación son muy satisfactorias y alcanzan coberturas óptimas de vacunación infantil para todas las vacunas incluidas en el calendario vacunal aprobado por el Consejo Interterritorial del SNS. 
  • Prácticamente todas las comunidades autónomas han desarrollado acciones encaminadas a la reducción de las cargas burocráticas en los centros de atención primaria, gracias a la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación para automatizar diversos procesos. 
  • La mayoría de comunidades autónomas ha puesto en marcha diferentes acciones ligadas a la relación entre atención primaria y atención especializada, frecuentemente a través de sus contratos programas o contratos de gestión con los centros de primaria. 
  • Existe un uso generalizado en todas las CCAA de las guías de práctica clínica (GPC) como herramienta de apoyo a las decisiones médicas bien a nivel autonómico bien conjuntas para todo el SNS. 
  • Del mismo modo, la mayoría de las comunidades autónomas han llevado a cabo diversas acciones formativas en aspectos relacionados con la seguridad del paciente.

Otro dato significativo extraído del informe, es la reducción paulatina en los últimos años del número de pacientes (tarjeta sanitaria individual, TIS) por médico de atención primaria. Según los datos obtenidos en esta primera evaluación, se ha pasado de una media de 1.483 TIS por médico de familia en 2004 a 1.426 en el año 2007.
 
ASPECTOS MEJORABLES
 
Por lo que respecta a los aspectos que habría que mejorar, el informe de evaluación destaca la baja valoración relativa de la correcta comunicación entre niveles asistenciales (atención primaria con atención especializada). Apenas el 50% de los ciudadanos considera que esta relación es correcta.
 
En esta línea, los ciudadanos sólo dan un aprobado al tiempo de espera en sala para entrar en consulta. También aumenta la existencia de demora (en días) para ser atendido desde que se solicita atención (se pide cita) hasta que se recibe.

Fuente Ministerio de Sanidad y Política Social

El 84% de los ciudadanos españoles califica cómo buena o muy buena la calidad de los servicios que reciben de la atención primaria