Usted está en: Listado de Noticias

CONFERENCIA INAUGURAL DEL VI CONGRESO DE FAECAP Y I CONGRESO DE SEAPA

Jueves, 1 de Octubre de 2009

Conferencia inagural realizada hoy en al inaguración del VI Congreso Nacional de Enfermería de Atención Primaria

CONFERENCIA INAUGURAL DE LA PRESIDENTA DE SEAPA EN EL VI CONGRESO DE FAECAP Y I CONGRESO DE SEAPA
 

Buenas tardes, compañeros, autoridades…
Quisiera comenzar mi discurso, agradeciendo a todos vuestra presencia. En especial a las personalidades políticas y sanitarias sentadas en esta mesa.
A Don Alfonso Jiménez Palacios, Director General de Farmacia y Productos Sanitarios, que acude representando a la Ministra que tan amablemente ha recibido a la FAECAP hace quince días, enmarcando las líneas de futura colaboración y abordando temas que afectan directamente a la Enfermería Española y más concreto a la Enfermería Familiar y Comunitaria.
Al Excelentísimo Sr José Ramón Quirós, Consejero de Salud del Principado de Asturias por dar sentido y continuidad a las conversaciones tantas veces mantenidas, sobre la representatividad y relevancia de la figura de nuestro colectivo profesional, de la imprescindible presencia en el sistema de salud, y del cada vez más necesario liderazgo que sea capaz de coordinar la asistencia, la gestión y la investigación enfermera en nuestra Comunidad Autónoma.
Al Excelentísima Concejala de Sanidad por el apoyo que ha materializado poniendo a nuestra disposición instalaciones, ocio y cultura en la emérita ciudad de Oviedo, que nos acogerá a todos estos días de Congreso.
AlIlmo. Sr. Emilo Losa García, Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Diplomados en Enfermería del Principado de Asturias, por el apoyo que siempre ha prestado a la SEAPA, tanto de sus instalaciones, su tiempo y sus ayudas  económicas como por la excelente y profusa difusión que ha realizado de éste Congreso Nacional.
A Doña Maribel Morro, Presidenta de FAECAP, por representarnos a todos con gran maestría, con cientos de horas de dedicación y con no poca paciencia. Su capacidad de coordinación y organización han permitido mantener a la FAECAP como una sociedad científica de reconocido a nivel nacional.
A Dña Dolores Mirón Ortega, Presidenta del Comité Organizador porque dudo que pudiera sospechar al inicio de los preparativos, la magnitud del evento y el ingente número de horas de trabajo dedicadas , para que todos podamos disfrutar desde la sala de bienestar, hasta la vista guiada del último día de Congreso.
Y, no están sentados en ésta mesa pero no puedo por menos que seguir mi lista de agradecimientos.
Dña Ana González Pisano, Presidenta del Comité Científico , es merecedora de mi más profundo reconocimiento, por su insustituible labor de lectura, agrupación y organización de las 571 comunicaciones que se han recibido, ella junto con Enrique Oltra Rodríguez, son los artífices del éxito científico del Congreso.
Gracias a todos y cada uno de los miembros de los Comités Científico y Organizador, y a la Junta de SEAPA que con su trabajo y su dedicación, hacen que nos sintamos orgullosos de pertenecer a una agrupación referente como FAECAP.
Vaya también mi más sincero reconocimiento a Dña Ana María Sánchez, coordinadora de enfermería del SESPA, pues ha apostado por esta reunión sin precedentes para la enfermería de Atención Primaria.
A todas las Direcciones y Gerencias de Enfermería de las Áreas Sanitarias de Asturias, a todas las Gerencias y Servicios de Salud de las Comunidades de España, quisiera agradecer su apoyo económico y facilitador para que las enfermeras pudieran asistir a éste acto.
Gracias también a todas las empresas y casas comerciales, que en estos tiempos de crisis han apostado por el colectivo enfermero y por éste encuentro de enfermeras comunitarias.
Y por último agradeceros a todos vuestra asistencia. Es para mí un honor, y también una fuente de emoción, recibiros “en casa”. Largo tiempo tenía la SEAPA una deuda con vosotros: traeros a “la tierrina” y acogeros como previamente vosotros lo habéis hecho.
En breves momentos dará lugar el comienzo del VI Congreso de FAECAP y I de SEAPA, cuyo lema es “Del conocimiento…a los cuidados”. El lema elegido para este acto quiere reflejar lo que en los últimos años cada vez se ha hecho más evidente, la necesidad de cerrar la brecha existente entre lo que la investigación nos indica y lo que en la práctica se realiza. Este intento por unir práctica asistencial y conocimiento científico, tendrá como  principal objetivo el llevarnos a la excelencia de los cuidados
Lo que intentaremos conseguir  es unir la formación con la experiencia y  las necesidades de los usuarios con la evidencia científica disponible con el fin último  de que esto permita mejorar la calidad de los cuidados que prestamos, modelando nuestra manera de trabajar enfocadas a los cambios de la comunidad, de las familias y  de las personas.
Pues cuando la SEAPA y la FAECAP organizan un Congreso Científico como éste, no sólo pretenden participar en la diseminación y gestión del conocimiento, sino ser eco entre la población y en  la sociedad de cuantas nuevas responsabilidades y ámbitos de actuación tiene la enfermera en la actualidad.
Se pone de manifiesto la necesidad de ampliar el mapa competencial de las enfermeras y que suponga un cambio en el modelo organizativo de la atención al ciudadano, ya que, por un lado, la Enfermería se encuentra en pleno proceso de innovación y evolución debido a la implantación de los estudios de grado y el desarrollo de las especialidades enfermeras. Y por otro lado, las necesidades de atención en Salud de la población, sobre todo la cronicidad, la dependencia y el envejecimiento corresponden con el paradigma enfermero, siendo los profesionales que mejor podemos responder a las necesidades actuales de los ciudadanos.
Para ello en estos momentos hay que potenciar la promoción de salud y la prevención de enfermedades y sus complicaciones y para ello es fundamental que se retome la Educación para la Salud de la población, entre otros elementos fundamentales. Seguimos reiterando que son éstos y no otros como la excesiva medicalización y el aumento de pruebas diagnósticas innecesarias, los  verdaderos pilares que sustentan el avance del sistema sanitario.
Quedan grandes debates por hacer, y futuras líneas que trazar en temas tan relevantes como la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria y la prescripción enfermera.Para ello ponemos a  disposición de aquellos que puedan desarrollar éstos retos, nuestra colaboración máxima, para contribuir a una nueva visión en la resolución de las necesidades de salud de la ciudadanía española.
Pero también denunciamos públicamente que no podemos seguir avanzando desde la invisibilidad y desde la inexistencia en la administración de enfermeras líderes que hagan realidad lo que proponemos: un sistema sanitario más eficaz y eficiente, que potencie la labor callada y silente de quienes mejor saben hacerlo: las enfermeras.
Espero y confío que estos días de encuentro sean fructíferos para todos, y supongan un granito más en el crecimiento y reconocimiento de lo que preocupa y ocupa nuestras vidas: la enfermería.

Muchas gracias.
Marta Pisano González
Presidenta de SEAPA
 

CONFERENCIA INAUGURAL DE LA PRESIDENTA DEL COMITÉ ORGANIZADOR DEL CONGRESO

Buenas tardes a todos, Sr. Director General Farmacia, Sr. Consejero, Sra Concejala, Sr Presidente del Colegio de Enfermería, Sr Vicepresidente   de FAECAP, Sra Presidenta de SEAPA, queridos  compañeros enfermeros,  muchas gracias por estar presentes.

Cuando hace ya dos años aceptamos la tarea de organizar este congreso, nadie fue consciente de las grandes dificultades con las que nos podíamos  encontrar. Un estado de  crisis económica que entrañaba consecuencias con los patrocinios, malas comunicaciones aéreas de nuestra provincia con el resto de las comunidades, altos costes, poca colaboración etc.
 Y por si fuera poco aparece la gripe A, el virus H1N1, afectando a la concesión de   permisos,  a las partidas presupuestarias de formación y hasta a algún  ponente.
El coraje nos  ha servido para seguir adelante,  porque creemos que el acto   tiene sentido a pesar de todas las dificultades. Tiene tanto sentido que nos ha llevado a enfrentarnos a “dragones”, para recibir como recompensa el nacimiento  de nuevas experiencias, la interrelación,  el aprendizaje de algo nuevo y poder llegar a ver con ojos distintos nuestra profesión. Sea como sea, hemos crecido en este viaje que decidimos iniciar tras hacer alquimia del dolor y los reveses. Porque lo que en el pasado parecía imposible hoy es una realidad tangible gracias al esfuerzo y al trabajo de muchas personas.
Puede que  nos haya  costado el doble hacerlo todo, pero que se le va a hacer, son los tiempos que nos ha tocado estar. No os voy a negar que hubo momentos de preocupación, desacuerdo y malestar; pero también que hemos trabajado muchísimo, que nos hemos dejado la piel y un trocito de alma en esto que acaba de empezar. Un refrán asturiano lo refleja claramente: "Les coses que hay que facer, hay que faceles: nún se faen soles"
Este despliegue no es producto de la casualidad, sino del esfuerzo y del trabajo de un grupo de enfermeras que han contribuido a ello para  mostrarles  la  importancia que día a día va tomando  la enfermería en  los distintos aspectos relacionados con la salud. Por todo el esfuerzo realizado, sólo esperamos  a cambio, las personas que nos habéis ayudado, apoyado y asistido os sea provechoso.
Para ello se han planificado 6 mesas redondas con ponentes variados, 8 simposiums paralelos, 3 talleres precongreso, 2 conferencias. Pretendemos ofreceros una diversidad de temas, desde Investigación, Alimentación, Cuidados, Herramientas para incorporar cambios, Dependencia, informática humor, etc
El cuidado se aprende en la experiencia vivida, por eso las enfermeras hemos de saber aportar nuestro propio "ser" a la manera de gestionar y dar cuidados a la población. Solamente podremos hacerlo desde la sistematización de los cuidados que prestamos, desde la exportación y comunicación de las experiencias vividas en el cuidado, desde la evidencia científica de lo que hacemos, y es esto lo que da confianza a la población y al sistema de cuidados. El reconocimiento vendrá por la investigación y la generación de conocimiento nuevo.
Para cuidar a los asistentes, nos hemos basado en el modelo integral  incluyendo con visión holística conceptos como: bienestar, autocuidado, autonomía y participación. Teniendo en cuenta vuestras necesidades básicas y alguna que otra de escala superior.

  • Como buenos anfitriones os cuidaremos la alimentación, tratando de  ofrecer buenas muestras de nuestra gastronomía en la comida de trabajo y en la cena de gala.
  • Con respecto al ocio tendremos una visita cultural guiada por el casco antiguo de la ciudad   
  • Porque creemos que el humor es muy importante nos despediremos con una sonrisa, un grupo de teatro formado por  enfermeros de Cádiz  parodiarán las preocupaciones y problemas de nuestra profesión.
  • Para desintoxicar de tanta intelectualidad y relajar el espíritu  están dos salas de bienestar, donde se podrá disfrutar de forma gratuita de un pequeño relax, entre tanta ciencia. Se realizarán pequeñas terapias de reflexología podal, reiking, desbloqueo, masaje facial, m. craneal, m. cervical, etc. Todo ello en un entorno envuelto en aromaterapia y música relajante.
  • Presentamos un zoco donde están expuestos varios tipos de material educativo realizados por enfermeras.

Otros servicios anexos:

  • Guardería para poder tener bien cuidados a los niños que acompañen a sus padres.
  • Precios especiales para congresistas en el parking Auditorio.
  • Programa  cultural de acompañantes

No menos importante será también la participación de todos los compañeros que, a través de sus comunicaciones (un total de 513 aceptadas en formato oral y póster), darán un valor añadido, compartiendo sus experiencias, su trabajo y su investigación.
Aprovecho la ocasión para felicitar a nuestros compañeros de Andalucía por haber hecho realidad  la prescripción enfermera, y esperamos que pronto se pueda hacer extensivo al resto de las comunidades autónomas, espero que tomen constancia de ello el Sr. Director de Farmacia y Productos Sanitarios y nuestro Consejero.Si alguien se pregunta ¿Cuál es el secreto de llegar a buen puerto? Probablemente consiste en algo tan simple como no dejar jamás de tener los pies en el suelo y la cabeza en las estrellas  poniendo nuestra energía e inteligencia al servicio de la labor realizada.
Con toda la ilusión del mundo os recibimos y acogemos en nuestra casa y a cambio solo pedimos  que nos llevéis en un rinconín en vuestra memoria. Deseamos que  no ser recordados como el congreso de la crisis, sino como el de la esperanza  de que las cosas seguramente van a mejorar para nuestra profesión.

María Dolores Mirón Ortega
Presidenta del Comité Organizador del VI Congreso Nacional de Enfermería   
 

CONFERENCIA INAUGURAL DEL VICEPRESIDENTE DE FAECAP

Sr. Director General de Farmacia y Productos Sanitarios 

Sra. Concejala de Sanidad del Ayto. de Oviedo
Sr. Consejero de Sanidad del Principado de Asturias
Sra Presidenta de SEAPA
Sra Presidenta del Comité Organizador
Sras y Sres Congresistas

Voy a leer estas palabras en nombre de la señora Macián, presidenta de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y de Atención Primaria FAECAP, quien les pide disculpas por no poder estar presente, con todos ustedes, en la inauguración de este VI Congreso debido a motivos familiares graves.
En primer lugar quiero, por tanto en su nombre, expresar mi agradecimiento a la Sociedad de Enfermería de Atención Primaria de Asturias  SEAPA y, en especial, a quienes han dedicado su conocimiento y esfuerzo profesional, pero sobre todo han sacrificado su tiempo para que este Congreso haya sido posible.
Como es evidente ustedes saben que el lema elegido para este congreso es: “Del conocimiento… a los cuidados”. Un título que aúna, en sólo cinco palabras, el cómo y el porqué de la disciplina y la profesión enfermera; que permite englobar el camino que lleva desde la necesaria la evidencia científica, que debe guiar cualquier atención sanitaria acerca del cuidado, hasta la seguridad de la población receptora de los cuidados enfermeros.
Y es que este es el camino para potenciar la calidad de los cuidados (al individuo, la familia y la comunidad) de los que la enfermería es por ley su responsable.
Un camino y una meta que constituye el fin de la FAECAP, comprometido en sus estatutos y que, por tanto, es motor de impulso que ha permitido que determinadas evidencias sobre las necesidades y formas de atención del cuidado de los ciudadanos, que debieron ser reivindicadas en su momento por esta Federación, se hayan ido trasformando en realidad.
La tan demandada licenciatura en enfermería, gracias a Europa tras el desarrollo de los acuerdos de Bolonia, es un hecho en la forma de los estudios de grado que posibilitarán el acceso al máster y al doctorado a la enfermería: posibilitando la profundización disciplinar sobre el cuidado.
Por otro lado, el desarrollo de las especialidades, en concreto la que nos atañe, La especialidad de Enfermería de Familia y Comunitaria, al igual que las otras seis especialidades aprobadas en el Real Decreto 450/2005 ya no tiene vuelta atrás, y en caso de que alguien pueda plantearlo ahora si, la FAECAP está en disposición de advertir de riesgo a los ciudadanos.
Un riesgo éste, por el incumplimiento de un derecho, el de recibir la mejor atención posible por parte de los mejores profesionales, que poseen los ciudadanos y que ha sido trivializado a pesar de las urgentes necesidades de cuidados de la población, derivadas de los cambios epidemiológicos, sociales y de los avances en el campo profesional enfermero.
Unos cambios, al fin y al cabo, que evidencian de manera explícita el agotamiento del modelo sanitario imperante y que busca, en forma de coletazos, la supervivencia a costa de saberse inefectivo y a todas luces ineficiente.
Por ello FAECAP indica que es un momento idóneo para que la Administración Sanitaria, cuyos responsables a pesar de su presunta voluntariedad carecen de la visión general sobre la sistemática del cuidado, lo cual es evidente ante la inexistencia de estructuras estratégicas que coordinen el mismo, acometa cambios estructurales y organizativos que permitan que los ciudadanos reciban la atención en cuidados que requieren, algo que sólo es posible, como indica la ley, cuando la enfermera actúan como garantes del mismo.
Para ello es necesario ya no la ampliación competencial profesional si no el reconocimiento explicito de lo que en la realidad fáctica sucede.
El desarrollo de la especialidad es parte de la solución pero incorrectamente desarrollada y aplicada, por desconocimiento o lo que sería peor por interés, podría suponer serios problemas: así no tiene sentido, por ejemplo simultanear enfermeras especialistas y generalistas en el mismo centro de salud pues si atienden a grupos distintos se transgrede el principio de igualdad de acceso a los servicios ¿Cómo justificar que a un determinado usuario le corresponde una enfermera especialista y a otro una generalista?. No tiene sentido plantear las especialidades como compartimentos estancos de atención personal, ¿acaso funciona así en otras disciplinas sanitarias? No tiene sentido un proceso de acreditación exclusivista, la de la famosa prueba de la especialidad, que en último término situara a la administración en la responsabilidad de haber tenido profesionales no cualificados prestando un servicio para el que no poseían los conocimientos, las habilidades o las aptitudes necesarias.
Pero como ha demostrado durante la última década, en realidad desde su creación, FAECAP participará gracias al conocimiento que posee fruto del esfuerzo compartido de sus asociados, profesionales todos de reconocido prestigio asistencial, junto con las administraciones Nacionales y Autonómicas en la resolución de estos problemas.
La Enfermera de Familia y Comunitaria es un muy buen recurso, es hora de que se le reconozca, desde su especificidad, su papel como puerta de entrada al sistema sanitario: evidente y solicitado en los actuales momentos de pandemia pero rápidamente olvidado en la cotidianidad o en el planteamiento estratégico de la solución de problemas.
Sólo por olvido puede explicarse desafortunadas situaciones, ahora y esperamos en el futuro corregidas, como el olvido por la administración central, con motivo del problema pandémico antes mencionado, del asesoramiento científico, no colegial, de los profesionales, las enfermeras, sobre las que recaerá la mayor parte del peso de la atención planteada: seremos nosotras quienes guardaremos, prescribiremos, administraremos, controlaremos, derivemos, asesoraremos, acompañaremos: quienes cuidaremos pues es nuestra esencia a la población que nos necesita, que necesita al sistema.
Un olvido que ojalá fuese un hecho aislado pero que se produce cada vez que alguien se planea abordar los cuidados de la población y no recurre a quien académicamente y por ley debe hacerlo: la atención a dependientes, la formación a cuidadores y múltiples casos como estos que ejemplifican mi preocupación.
Afortunadamente FAECAP está para alertar y corregir esos defectos de fondo y forma y se aprecia una mejoría operativa aunque aún no estratégica por parte de las administraciones.
En este sentido, sirva de ejemplo el Decreto por el que se define la actuación de las enfermeras y los enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica del sistema sanitario público de Andalucía y que permite a las enfermeras andaluzas “indicar” un catálogo de 96 fármacos y productos sanitarios mediante la “orden enfermera” supondrá un punto de inflexión. Eufemismos aparte para evitar llamar a las cosas por su nombre,  como “indicar” por “prescribir” u “orden” por “receta”, lo cierto es que este decreto abre la puerta que cerró la Ley 29/2006 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios: una ley que ponía en situación de ilegalidad a cualquier Enfermera Familiar y Comunitaria cada día desde que fue promulgada..
Ahora es necesario, y nos consta la voluntad, que el resto de comunidades sigan el camino iniciado por Andalucía y que los legisladores nacionales reparen la situación de indefensión, profesional y ciudadana, cometido al redactar la citada ley 29/2006: se trata sólo de que políticos y legisladores abran los ojos a la realidad y deje de poner trabas a una práctica que se ha estado realizando a pesar de la ley y que ha dado lugar a situaciones tan absurdas como el que hace 25 años fue necesaria la intervención de los tribunales para que las enfermeras salieran de las consultas médicas donde su función principal consistía en redactar las prescripciones que indicaban los médicos y ahora sea el sistema sanitario quienes diga a los médicos que deben redactar las recetas con los productos prescritos por las enfermeras, actuando como meros escribientes: ni los usuarios deben soportar la demora que supone el ser derivados a otro profesional, ni pueden asumir el riesgo en el retraso de su tratamiento y sobre todo el sistema no pude permitirse este gasto innecesario y que sólo responde a empoderamientos arcaicos no sujetos a razón científica.
Ante todo esto es innegable la necesidad de la regulación de la especialidad de Enfermería Familiar y comunitaria, antes incluso que otras de menos complejidad clínica y terapéutica, el tiempo juega en contra ahora de la administración como garante de la atención sanitaria de sociedad.
Por todo ello, pienso que es absolutamente necesario iniciar una estrategia de cuidados en el Sistema Nacional de Salud liderado por el Ministerio de Sanidad y Política Social que dé un importante impulso a los desarrollos expuestos, pero que esté liderado por quienes curricularmente, desde su práctica en el cuidado, han demostrado que poseen la competencias que cada especialidad requiere.
FAECAP, como asociación que agrupa a todas las enfermeras y enfermeros que trabajan con las personas y sus familias en sus comunidades en toda España vuelve a explicitar su voluntad de colaboración, como ya se ha demostrado al responder a los llamamientos requeridos en las distintas estrategias que ha llevado a cabo el Ministerio de Sanidad y Política Social, pero como dijo la Ministra de Sanidad recientemente, es la hora de los cuidados y consideramos que cierto y que es nuestra responsabilidad científica alertar también de aquellas situaciones en las que los cuidados de los ciudadanos no sean correctamente satisfechos.
Autoridades, señoras y señores congresistas muchas gracias por su atención. Espero que las próximas jornadas sean tan productivas científicamente como siempre lo han sido y demostrado los congresos realizados por FAECAP. Mencionando estos congresos, permítanme por último desde mi distancia, recordar entrañablemente a Doña Marisa Oliva Puertas que fue presidenta del Comité Organizador del III Congreso de FAECAP realizado en 2003 y que tras una larga enfermedad falleció la semana pasada. Una parte de su vida quedará siempre entre nosotros.


Muchas gracias
Chema Santamaría
Vicepresidente de FAECAP
 

Conferencia inagural realizada hoy en al inaguración del VI Congreso Nacional de Enfermería de Atención Primaria